martes, 10 de abril de 2018

Muhammad Alí


Sobre el color de Jesús

Muhammad Alí habla sobre las preguntas que se hacía de niño, que tenía que ver con su inocencia y la discriminación en su ciudad y su país. Aunque Alí lo cuenta de una forma graciosa y la gente se ríe, y nos reímos, lo que dice es muy triste. Ni siquiera podía comer en un restaurante de su propia ciudad porque “no servían a negros.”

Muhammad Ali, boxeador y activista, fue considerado una de las figuras más significativas del siglo 20. Nació como Cassius Clay en Louisville, Kentucky, y empezó a entrenar a los 12 años. A los 18 ganó la medalla de oro en la división pesados livianos de los Juegos Olímpicos de Roma, en 1960. Luego se convirtió al Islam y cambió su nombre por el de Muhammad Alí. Alí fue ejemplo de orgullo racial y resistencia al dominio blanco durante el Movimiento de los Derechos Civiles. En 1966, dos años después de ganar el título de los pesados, Alí se opuso al establishment al negarse a ser reclutado por el ejército, citando motivos religiosos y su oposición a la intervención norteamericana en la guerra de Vietnam.
Painting by John Stango
Painting by John Stango


¿Por qué Jesús es blanco? (4.26)
Entrevista con Michael Parkinson, 1971

—Siempre me pregunté, cuando iba a misa los domingos. Siempre he sido… no solo soy un boxeador. Leo mucho, estudio mucho. Hago muchas preguntas, salgo, viajo por estos países. Veo como su gente vive, y aprendo.
Y siempre le pregunté a mi mamá: —Má, ¿cómo es que todo es blanco? ¿Por qué Jesús es blanco, rubio y de ojos azules? ¿Por qué en la última cena todos son blancos? Los ángeles son blancos, el Papa, María y aun los ángeles. Má, ¿Cuándo morimos vamos al cielo?
Ella decía: —Por supuesto que vamos al cielo.
Y yo decía: —Bueno, ¿qué pasó con todos los ángeles negros?
—Ellos tomaron las fotos.
Yo decía: —Ya sé. Si los blancos están en el cielo también, entonces los ángeles negros están en la cocina, preparando la leche y la miel.
Ella decía: —Escucha, ya deja de decir eso, muchacho.
Yo siempre era curioso. Y siempre me preguntaba porque tenía que morir para ir al cielo. ¿Por qué no podía tener autos lindos y plata y casas lindas ahora? ¿Por qué tengo que esperar hasta morir para tener leche y miel? Y yo decía: no quiero leche y miel, me gustan los bifes. De todas formas la leche y la miel son laxantes. ¿Tienen muchos baños en el cielo?
De todos modos yo siempre era curioso. Siempre me preguntaba por qué Tarzán era el rey de la selva en África. Él era blanco. Veía a este blanco hamacándose en África con un pañal, gritando. ¿Vieron a Tarzán por aquí? Y todos los africanos. Los está golpeando y rompiendo la mandibula del león, y aquí está Tarzán hablando con los animales. Y los africanos han estado allí por cientos de años y ellos no pueden hablar con los animales. Solo Tarzán puede hablar con los animales. Siempre me pregunté por qué.
Y Miss America siempre era blanca. Todas las mujeres hermosas bronceadas, con hermosas figuras, todo tipo de apariencias pero ella era siempre blanca. Y Miss Mundo siempre era blanca, y Miss Universo era siempre blanca.
Y después ellos inventaron algo llamado cigarros White House, jabón White Swan, jabón King White, papel White Cloud, cera para pisos White Tornado. Todo era blanco.
Y la torta de fruta del ángel era la torta blanca y la comida del diablo era la torta de chocolate.
Y yo decía: mamá, ¿por qué todo es blanco? Siempre me preguntaba. Y el presidente vivía en la Casa Blanca. Y María tenía un corderito con patas tan blancas como la nieve, y Blancanieves, y todo era blanco.
Papa Noel era blanco y todo lo malo era negro. El pequeño patito feo era el pato negro, y el gato negro era de la mala suerte. Y si te amenazo te voy a chantajear (blackmail).  Yo decía: mamá, ¿por qué no le dicen “whitemail”? Ellos también mienten.
Siempre tenía curiosidad. Y entonces es que me dí cuenta que algo estaba mal. Gané la medalla de oro olímpica en Roma, Italia. Campeón olímpico. El ruso estaba parado aquí, el polaco aquí. ¿Se considera a Polonia un país comunista?
—Sí.
—Estoy derrotando a los llamados amenazas y enemigos de norteamérica. Y la bandera está haciendo dun-dun-dun. Estoy parado tan orgulloso.
Y he asombrado al mundo por norteamérica. Tomé mi medalla de oro, pensé que había inventado algo. Dije: sé que voy a dar la libertad a mi gente. Soy el campeón de todo el mundo. Campeón olímpico. Sé que puedo comer en el centro ahora. Y me fui al centro aquel día, tenía mi medalla de oro conmigo y fui a un restaurante. Y en aquella época, las cosas no estaban integradas. Los negros no podían comer en el centro. Y fui al centro, me senté y dije: un café, un pancho.
La dama dijo: —No servimos a negros.
Me enloquecí. Dije: —Tampoco los como. Solo tráigame un café y una hamburguesa. Soy el ganador de la medalla de oro olímpica. Gané tres días. Peleé por este país en Roma. Gané la medalla de oro y voy a comer. Y la escuché a ella diciéndole al gerente y él dijo: tiene que irse. Y me echaron. Y tuve que salir del restaurante de mi pueblo, donde iba a la iglesia para servir en la cristianidad y mi papá peleó en todas las guerras. Acababa de ganar la medalla de oro y no podía comer en el centro. Me dije:
—Algo está mal.

Artículos relacionados

Fuentes
Muhammad Ali, Wikipedia.