jueves, 14 de junio de 2018

Más derechos civiles


Sigue el debate entre las estrellas de Hollywood

El entrevistador señala que Estados Unidos es el único país en el que se puede hacer ese tipo de marchas, Balwin habla sobre la importancia de que se hable del tema del racismo, Heston sostiene que es el comienzo del cambio y Harry Belafonte explica que es el comienzo de las marchas, que se intenta hacerlo con o sin los blancos.

Civil Rights 1963
—… pienso que es un paso más en tratar de entender el corazón humano, el entender que lo produjo, que excusas nos damos a nosotros para quemar chicos.

—Al escucharlo algo me llama la atención, y que podría responder cualquiera. Mencionó un grupo de países en el que ha habido opresiones y represiones y en los cuales el hombre ha sido malo con sus hermanos. Y en los cuales el enojo se expresa en una demostración de una u otra forma. Lo que me llama la atención es que todos los países que mencionó, el mundo occidental, donde sabemos de represión y donde tenemos una oportunidad de demostrar en contra de ellos como lo hicimos en Washington aquí. He sido corresponsal extranjero por un cuarto de siglo. Todos ustedes caballeros han trabajado en el exterior. Se me ocurre que demostraciones de éste tipo no podrían tener lugar fácilmente en otras partes y cuando hablamos de opresión y represión no he visto ninguna marcha en Moscú o Pekín. Y con todas las faltas que tenemos y que estamos tratando de examinar, ¿no están de acuerdo que la esperanza de nuestro país es que podemos tener demostraciones?
—Le comenté a Jim Morgan sobre nuestra marcha esta mañana. Me salté estas fantásticas preparaciones y dije “esto es fantástico.  Esto es alegre y depresivo”. Que este es el único país en el mundo occidental, casi. Pienso que en Inglaterra podría pasar, en el que podría tener lugar una reunión como esta. Pero también es el único país en el que es necesario. Esto es lo frustrante. Que vamos a tener una reunión como la de hoy pero al mismo tiempo es necesario. Lo más importante es que la verdadera libertad no la da el gobierno y la libertad es tomada por la gente. Y la excitación de hoy es la realidad que uno en mil americanos estaba aquí en Washington y que los americanos están empezando a tomar consciencia de que esta libertad para sus amigos, sus derechos humanos, están allí para dárselos. La carta de los derechos humanos no es tan importante como la realidad que la gente tiene la libertad de dar y pienso que ahora va a empezar a dar.
—Señor Heston, anteriormente dijo humildemente que reservaba su posición sobre los derechos civiles a las fiestas, que eso ya no pasa. ¿Podría explicarlo más?
—Me temo que no tengo mucho más que decir en términos de acción directa, sobre mi participación en los más emocionantes eventos de hoy. Pero lo primario que extraigo de los eventos de hoy es un muy esperanzador sentimiento por el futuro. Y también una afirmación sobre los cimientos en que este país fue fundado. El doctor King lo dijo muy elocuentemente que el cheque que los negros han presentado frecuentemente, sin poder cobrar, ahora sea pagable y en términos de igualdad con sus ciudadanos americanos. Pero como americano estoy conmovido por la realidad que esto es cierto y que simpatizo con mis compatriotas afro americanos en sus gritos que finalmente sucede hoy. Y no puedo olvidar que este es un país que se creó con la idea de libertad para todos y entre las cosas elocuentes que se dijeron hoy, James Baldwin ha escrito algo muy elocuente, pero todos los que han escrito sobre el tema vuelven a Lincoln y a Jefferson. Y aunque no es el final tal vez es el comienzo y que lo que queda adelante es tan difícil como lo que dejamos atrás.
— ¿A dónde vamos desde este comienzo? La tremenda fuerza creada es motivante pero es vago y poco claro a menos que un plan de acción le diga a la gente. ¿Estos hechos le dirán a la gente sobre un curso de acción, señor Belafonte?
—No es el ahora lo que llena a la gente de color de todas sus ofensas. Es más bien que desde ahora es un punto de no retorno. Que hay éxito o fracaso total. No hay algo intermedio. No hay compromisos sobre esto. El ahora es la realidad que en cien años finalmente, a través de las causas que hayan sido en la historia, y muchas han sido debido a la opresión, los negros han mordido la moneda y no le han pedido nada a nadie. Aún la mano extendida en señal de hermandad de los blancos, es de su parte el aceptar porque se intenta moverse sin ella. Y no digo que la comunidad negra no tenga responsabilidad, pero que si esto va a termina bien o mal depende en gran medida de los blancos. Depende en gran parte en los que ganan, en los intereses, en los intereses principales de la gente que se ha negado o no tenía la menor idea de lo que estaba pasando. Y aquellos que han dicho que los negros han llegado demasiado lejos, ellos son los que han provocado más, porque por primera vez y es a través de estas demostraciones que se ha llegado a tener consciencia. Y ya que habla de este punto de no retornar estamos en la marcha y no hay paradas porque la marcha de Washington hoy es una cosa pero no termina ahí. Habrá marchas en las aldeas locales, en las ciudades y no solo en el sur. En el norte.
—Señor Baldwin, cuando escuchamos al señor Belafonte hablar de no retornar veo cada cabeza asentir aquí. Y cuando mencionó responsabilidad creo que todos la demostraron en Washington hoy pero el doctor King, quien peleó en nombre de la paz y la no violencia, también habló de un sueño que tenía. Escuchamos esa afirmación de que tenía un sueño, que aún en Alabama vamos a lograrlo. No es un profeta, es un novelista. Pero un novelista que muchas veces ve el futuro. ¿Piensa que el sueño será alcanzado?
Pienso que muchas personas comparten ese sueño con Martin, que sueña con un país en el que sus 4 hijos no serán penalizados por el color de su piel. Pienso que todos estamos comprometidos con eso. Y es el negro el que más cree eso, en el potencial de este país, la tremenda energía y las cosas que podemos lograr. Lo importante de hoy es que por primera vez la nación, en 100 años, muestra que quiere resolver el problema… (Traducción hasta el minuto 19,19) Civil rights
Oranizers of the march, 1963
Oranizers of the march, 1963

Para saber
Charlton Heston: en 1961 Charlton Heston hizo un piquete en las afueras de un teatro en Oklahoma que segregaba a la gente de color. El teatro exhibía su película El Cid por primera vez.

Artículos relacionados

Today we had in Argentina the debate over the de penalization of the abortion. Many people confronted over the right of women to do whatever they want with their bodies. It is, as in many confrontations, a matter of ideology. One idea will always be in opposition to the other since one is thinking morally and the other practically. Whatever the outcome let us hope our politicians find a fair compromise.