lunes, 26 de marzo de 2018

Bobby Fischer


Maestro y Demonio

Bobby Fischer llegó a ganar fama y fortuna a muy temprana edad. Sin embargo, en contra de sus propios intereses, atacó a su país y se despachó contra los judíos a quiénes acusaba de todos los males que lo aquejaban. ¡Qué lástima porque pudo usar su fama para buscar la paz, hacer el bien y no discriminar! ¿Se imaginan si nos hubiéramos cruzado en el camino de este hombre? ¡Nos hubiera aplastado por negros, sucios, sudacas y otras cosas más!

Llamó la atención internacional en 1956 con una victoria asombrosa sobre Donald Byrne en un torneo en la ciudad de Nueva York. En lo que se llamó el “juego del siglo”, Fischer sacrificó a su reina en el movimiento 17 para desatar un contraataque devastador que lo llevó al jaque mate.
En 1972 Fischer se convirtió en el primer norteamericano en ganar el título mundial cuando derrotó al soviético Boris Spassky en una partida llevada a cabo en Reikiavik, Islandia.

Luego de esto Fischer volvió a recluirse, en parte por la acusación de Estados Unidos de violar las sanciones económica contra Yugoslavia, y en parte debido a que su paranoia, anti semitismo y alabanza de los ataque del 11 de Setiembre hicieron que mucha gente del mundo del ajedrez se apartara de él.
Negó abiertamente el Holocausto y consideraba a Estados Unidos como una farsa controlada por los sucios… judíos. En 1999 dio una entrevista radial a una estación en Budapest, Hungría, durante la cual se describió como víctima de una conspiración judía internacional. En 1977, en otra entrevista, Fischer dijo que le había quedado claro después de leer The Secret World Government por el conde Cherep-Spiridovich, que las agencias judías lo tenían en la mira.

Bobby Fischer en camino a Islandia (3.00)
—Totalmente ilegal. Esto no fue un arresto, fue un secuestro porque los cargos de los japoneses eran una tontera. Dijeron que entré ilegalmente en Japón el 15 de abril, con un pasaporte inválido. Es una tontera. Mi pasaporte estaba perfectamente bien. Nunca explicaron de lo que estaban hablando. Me dieron una carta de la embajada de EEUU en Filipinas, sin firma, sin dirección, sin sobre, sin sello. Nada. De esto es de lo que se trata el caso. Una carta sin firmar, una fotocopia. No hay caso. Es una tontera. Fue un secuestro. Totalmente ilegal desde el día 1. Bush no respeta las leyes. Llama a la gente combatiente enemigo. Es como en los comics. Como Billy Batson solía decir shazam y se convertía en el capitán Maravilla. Solo dice enemigo combatiente. No tiene derechos legales. Es una farsa. Fue como un secuestro, absolutamente ilegal. Para mi mala suerte este tipo es amigo de Bush y está dispuesto a hacer lo que Bush le diga.
—Está diciendo que el gobierno de Japón es corrupto.
—Sí, Koisumi en particular. Este hombre está mentalmente enfermo. Le dijo a Bush que lo ama. Está en los diarios, en los diarios japoneses. Nunca escuché a un político hacer tanta reverencia a otro político abiertamente. Normalmente cuando eres un títere como Koisumi vas a tratar de esconderlo, pero este tipo lo hace abiertamente. Es un enfermo. Esto fue preparado entre Bush y Koisumi, sin dudas. Detrás de Bush estaban los judíos diciéndole que decir. Ante todo los EEUU es un país ilegítimo, como Israel. No tiene derecho a existir. Este país, EEUU, pertenece a los indios americanos.   

Fuentes
Bobby Fischer, Wikipedia